Tutankamon y el superglue

250px-tutmask

Ayer salió a la luz esta noticia que ha corrido como la pólvora por todo el mundo: La máscara dorada de Tutankamon, restaurada con “superglue”. Obviamente me quedé perpleja ya que es una de las piezas más representativas que posee el Museo del Cairo y no podía entender cómo se les había ocurrido semejante locura a los restauradores. Después de tomar un poco de valor, decidí leer la noticia entera y me di cuenta de que en todos lados cuecen habas: ¡no había sido un restaurador! Claro, por supuesto… Sigue leyendo

Un debate que no debería serlo

La Gioconda de Leonardo Da Vinci es una de las imágenes más reproducidas del mundo compitiendo en el ranking con el Che Guevara. Un icono que decora desde pósters hasta lápices o posavasos y que recibe más de 20.000 visitas diarias. Pero la imagen que tenemos de ella, no es la real. Cuando visité el Louvre el verano pasado, me sorprendió la distancia que la separaba de los visitantes, pertrechados, cámara en mano, tras una catenaria custodiada por dos guardias de seguridad: “ni que fuera una estrella de Hollywood” pensé. Lo cierto es que a mí me interesaba más el ingente Tiziano que cuelga de la pared de enfrente y que, aún estando en la misma sala enfrentado a la menudez de la Gioconda, casi nadie repara en él. Sigue leyendo

El Google Art Project amplía fronteras

Hace un par de días leíamos que Botticelli y Van Gogh entraban a formar parte del conocido como Google Art Project. Para los que no lo conozcáis aún, es una especie de base de datos visual, donde se pueden observar grandes obras de la historia del arte mundial, en alta resolución, desde cualquier ordenador con conexión a internet. Ya son más de 30.000 piezas procedentes de más de 151 instituciones en 40 países diferentes. Sigue leyendo

Tenemos una profesión polémica

Hoy os presentamos esta entrada a modo de reflexión. Esta misma mañana nos hemos encontrado con uno de esos típicos casos que se dan tan frecuentemente en nuestra profesión y que muestra, con claridad, que no todo es blanco o negro en la restauración. Todo ha venido a raíz del proceso de limpieza que estamos realizando en uno de nuestros proyectos y que hemos relacionado con un artículo que se publicó, hace escasos días, sobre la callada polémica en el Louvre por la restauración de un Leonardo. Finalmente, hemos concluido que, la nuestra, es una profesión polémica. Sigue leyendo

Museo de carrozas fúnebres de Barcelona

Como algunos ya sabréis, estamos trabajando en uno de los proyectos más bonitos, curiosos y complejos que seguramente tengamos la oportunidad de vivir en primera persona. Hasta hace pocos meses desconocíamos por completo lo que había guardado en el sótano de las oficinas de Cementiris de Barcelona en la calle Joan d’Austria de Barcelona: El Museo de carrozas fúnebres de la ciudad. Es difícil imaginar el tesoro que allí se conserva. Es una colección de 19 carrozas y 3 coches de época (entre ellos un Buick en perfectísimo estado) de las que se dice, forman uno de los conjuntos de éste tipo más importantes y completos del mundo. Sigue leyendo

El Thyssen desde tu sofá

La red nos abre las puertas al mundo. Podemos escuchar toda la música que queramos, tantas veces como queramos sin tener que grabarlas directamente de la radio -como en los viejos tiempos-, seguir las noticias prácticamente al minuto, hacer que un libro de 500 páginas pese a penas unos gramos e, incluso, visitar un museo cómodamente desde el sofá de nuestra casa. Éste es el caso del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, una de las pinacotecas más importantes del mundo que abre sus puertas 24 horas al día en su web, para deleite de los amantes del (buen) arte. Nos encontramos con una de las visitas virtuales más completas de la red. Dividida por plantas y por salas, se puede escuchar una explicación completísima -en varios idiomas- de lo que estamos viendo en la pantalla, igual que si paseásemos por el museo audio-guía en mano.

Lo que es indiscutible es que nada puede sustituir la sensación de ver estas obras maestras en vivo y en directo, pero lo cierto es que, poder visitarlo tantas veces como uno quiera o simplemente observar tranquilamente ese pieza que tanto te gusta, es un verdadero placer.

Tanto si ya lo habéis visitado en alguna ocasión como si es un destino pendiente en vuestras agendas, no os podéis perder la visita virtual de la colección en éste enlace. Esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotras!

Bruegel, de un oscuro pasillo a el Museo del Prado

Dos años atrás, el director adjunto del Museo del Prado, visitaba la casa de una de las ramas de la familia Medinaceli. Su objetivo era otra pintura pero hubo una en particular que llamó su atención: parecía un Bruegel. Esta semana se ha puesto fin al viaje de El vino de la fiesta de San Martín que, durante siglos olvidada entre pasillos, lotes de herencias y restaurada en varias ocasiones por manos inexpertas, ahora colgará junto a sus semejantes en el Prado. Sigue leyendo