Nuestro último trabajo

Ayer devolvimos a su propietario este magnífico Ramón de Capmany que hemos tenido el placer de restaurar. La policromía estaba muy delicada debido a la sequedad que sufría y eso provocaba desprendimientos de la capa pictórica importantes. Además, como bien se puede observar comparando las imágenes, el barniz oxidado y la suciedad habían escondido y apagado todos los colores brillantes originales. Realizamos la limpieza con sumo cuidado y retiramos el barniz para descubrir todos los matices. En la siguiente imagen podéis observar paso a paso el cambio espectacular. Sigue leyendo

El arte de la locura

La esquizofrenia en el griego clásico significa “mente rota” (σχίζειν schizein – φρήν phrēn). Los enfermos se caracterizan por sufrir alteraciones en la percepción o expresión de la realidad con problemas en las funciones ejecutivas y clarísimas disfunciones sociales. Con Freud, se dio un paso enorme en la comprensión de estos trastornos que muchos temían más por no conocer su origen que por la enfermedad en sí. Nació el subconsciente, ese elemento de nuestra mente que no controlamos y que, podríamos decir, es quizás nuestra parte más pura. A partir de ese momento, muchos fueron los artistas que provocaron encontrarse con él en busca de imágenes oníricas más allá de la realidad. El expresionismo o el surrealismo invitaron a muchos artistas, anhelantes de nuevas formas de expresión, a buscar esa alienación mental en drogas alucinógenas o en brebajes como la absenta (que con posterioridad fue prohibida, hasta día de hoy, en muchos países). Sigue leyendo

¿Pero esto era una obra de arte o una pintura normal?

Llevo días resistiéndome a publicar sobre este tema, por falta de información al principio, pero sobretodo, para no formar parte del circo mediático que se ha formado alrededor del suceso. Después de pasarme muchas horas leyendo los artículos que publicaban periódicos de todo el mundo sobre el Ecce Homo de Borja y los comentarios que dejaban algunos usuarios en ellos, creo que, después de todo, esto que ha pasado es una muestra de lo que pasa constantemente en nuestra profesión. Sigue leyendo

Un debate que no debería serlo

La Gioconda de Leonardo Da Vinci es una de las imágenes más reproducidas del mundo compitiendo en el ranking con el Che Guevara. Un icono que decora desde pósters hasta lápices o posavasos y que recibe más de 20.000 visitas diarias. Pero la imagen que tenemos de ella, no es la real. Cuando visité el Louvre el verano pasado, me sorprendió la distancia que la separaba de los visitantes, pertrechados, cámara en mano, tras una catenaria custodiada por dos guardias de seguridad: “ni que fuera una estrella de Hollywood” pensé. Lo cierto es que a mí me interesaba más el ingente Tiziano que cuelga de la pared de enfrente y que, aún estando en la misma sala enfrentado a la menudez de la Gioconda, casi nadie repara en él. Sigue leyendo